Ingenio llama a la tranquilidad y subraya que Las Majoreras es un barrio seguro

Los vecinos se quejan de intimidaciones de usuarios de un centro de menores y el PP, que visitó el barrio, pide una mayor presencia policial

Canarias 7, GAUMET FLORIDO Ingenio, 23-11-2022

La alcaldesa de Ingenio Ana Hernández hace un llamamiento a a tranquilidad y a la serenidad de los vecinos y subraya que Las Majoreras es un barrio seguro. Así consta, asegura, en los informes policiales. Con este mensaje acudirá mañana jueves a la asamblea que han convocado residentes de este barrio, preocupados por algunos incidentes que ellos atribuyen a usuarios de un centro de menores inmigrantes ubicado en Lomo Cardón, una zona próxima a Las Majoreras.

«Ese servicio lleva operativo en el barrio desde hace dos años, los chicos estaban muy integrados y hasta ahora no había habido ningún problema, salvo la rotura de una luna que se produjo días atrás», manifiesta la regidora local, quien, en todo caso, deja claro que, para tranquilidad de los residentes, ha dado orden a la Policía Local de que haga un seguimiento exhaustivo de las plazas y calles de Las Majoreras mañana, tarde y noche. «Y no ha habido nada, sin incidencias».

Sostiene que una posible clave que explique la inquietud vecinal actual, aparte de por el incidente de la luna, esté en la reciente incorporación al centro de 22 nuevos usuarios llegados de Lanzarote, que no estaban integrados en el barrio y respecto a los que se haya podido despertar cierto recelo en el vecindario.

En cualquier caso, y pese a que no consta motivo alguno para la preocupación, destaca que el Ayuntamiento garantiza la seguridad, que es una de sus prioridades, y que, con esa idea, informó, el jefe de la Policía Local, Justo Santana, se reunió días atrás con la dirección del centro.

Reubicación del centro
Sin embargo, esa no es la sensación que tienen algunos vecinos, que se quejan de las frecuentes intimidaciones que sufren jóvenes y familias del barrio por algunos de los usuarios del equipamiento cuestionado, de ahí que se hayan propuesto cerrarlo. Sin ir más lejos, denuncian el incidente de la luna del coche, que, aseguran testigos presenciales, fue destrozada en medio de una trifulca entre varios de los chicos.

Días atrás circuló un vídeo que recoge un enfrentamiento verbal entre jóvenes alojados en el centro con otros residentes en el barrio, pero las fuentes consultadas aclaran que es de antes del verano y que, es más, los que se ven ni siquiera están ya en el recinto. En todo caso, los vecinos lo citan como ejemplo de la inquietud en la que dicen vivir.

Altos dirigentes del PP en Gran Canaria visitaron el barrio para escuchar de primera mano las demandas de los residentes. Entre otros estuvieron el secretario general del PP canario y diputado regional Poli Suárez, el edil capitalino Ángel Sabroso y el concejal y dirigente en Ingenio Rayco Padilla, junto al resto de su grupo.

Posible mayoría de edad de los usuarios del centro
A raíz de este encuentro, Poli Suárez se reunió con la consejería regional de Derechos Sociales, que gestiona el centro, y les transmitió a los vecinos las explicaciones que le dieron. Entre las claves del problema figura, según explicó, el hecho de que entre los recién llegados desde Lanzarote haya un grupo de jóvenes que en realidad pueden ser mayores de edad y que están desestabilizando a los habituales.

Dado ese escenario, hizo dos peticiones: una mayor presencia policial para la zona y un refuerzo de los equipos encargados de hacer las pruebas que acrediten la edad de los alojados. «Así se lograría que los que son mayores sean reubicados en otro tipo de servicios, más acordes con sus necesidades», especificó.

Trabajo coordinado entre el centro y el Ayuntamiento
Fuentes autorizadas de la consejería, por su parte, confirman esa llegada reciente de nuevos usuarios, pero dejan claro que no le constaban problemas de convivencia. En cualquier caso, subrayan que la dirección del centro ha tenido varias reuniones con la alcaldesa y con el jefe de la Policía Local y que hay un trabajo coordinado para la gestión de estos «pequeños problemas».

Por lo pronto, Somos PP ha solicitado una inspección respecto al cumplimiento de la normativa urbanística en este inmueble, al entender que aunque su uso es de ocio y hostelería, está siendo utilizado para albergar a menores inmigrantes. Pregunta por las condiciones de higiene y salubridad, la seguridad de las instalaciones y las posibles obras realizadas y su licencia.

La alcaldesa recuerda que el contrato lo suscribió la consejería con la propiedad del inmueble y pide al PP que no haga un uso político de estas situaciones.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)