La diplomacia española escenifica el acercamiento a Rabat con un gran despliegue en el foro de Alianza de Civilizaciones de la ONU

La fecha para la cumbre hispanomarroquí sigue pendiente por las “sobrecargadas agendas” de Sánchez y Mohamed VI

El País, JUAN CARLOS SANZ, 23-11-2022

El foro celebrado en Fez por la Alianza de Civilizaciones, órgano de la ONU cofundado por el Gobierno español hace 17 años, ha sido escenario este martes del nuevo clima de acercamiento entre España y Marruecos tras una etapa de desavenencias. El cónclave internacional en la histórica ciudad marroquí fue convocado por el exministro de Exteriores español Miguel Ángel Moratinos, que actualmente dirige la Alianza en Naciones Unidas. Además de contar con la presencia del actual jefe de la diplomacia, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, intervino en la sesión plenaria la secretaria de Estado de Cooperación, Pilar Cancela. Albares aseguró ante la prensa española en la ciudad marroquí que la reunión de alto nivel (RAN), la cumbre bilateral hispanomarroquí, que está previsto celebrar en Marruecos a comienzos del año próximo tras siete años sin convocarse, está pendiente de las “sobrecargadas agendas internacionales” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del rey Mohamed VI.

“La RAN se va a llevar a cabo, como se acordó en septiembre en Nueva York, pero tiene una gran complejidad por el gran número de ministros involucrado”, aclaró el ministro español. “Estamos buscando la fecha en la que podamos coincidir todos. Los grupos de trabajo (ministeriales) ya están funcionando: es cuestión de tiempo”. Rabat anunció el mes pasado que la cumbre se celebraría a principios de 2023, después de Madrid hubiese planteado la posibilidad de que se produjera este mes de noviembre.

Después de que España abandonase este año su tradicional postura de neutralidad en el conflicto en la excolonia del Sáhara para tomar partido por Rabat, al considerar su propuesta de autonomía “como la base más seria, realista y creíble” para la resolución del contencioso, Marruecos ha emprendido una fase de acercamiento a España.

En el foro de la Alianza de Civilizaciones de Fez también intervino el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien viajó a Marruecos acompañado por la que fue su vicepresidenta y es actual consejera de Estado, María Teresa Fernández de Vega. Se trata de su segunda conferencia en Marruecos en las últimas semanas.

Albares mantuvo un breve encuentro antes de la sesión de la tarde con su homólogo marroquí, Naser Burita, copresidente junto con Moratinos de la reunión de Fez e intervino además en la reunión ministerial del cónclave de la ONU. “En un mundo complejo convulso donde la guerra ha vuelto a Europa, con una crisis energética, alimentaria y humanitaria, foros como este son más necesarios que nunca”, aseveró.

La Alianza de Civilizaciones se ha reunido por primera vez en África. El jefe de la diplomacia española aprovechó su presencia en Fez para mantener encuentros bilaterales con sus homólogos de cuatro países de África Occidental. “Es una región golpeada poro la crisis alimentaria y climática, lo que hace que la presión migratoria sea cada vez mayor”, precisó. También se entrevistó en Marruecos con el secretario general de la ONU, António Guterres, para analizar la situación en el Sahel.

“Hemos examinado con el secretario general de la ONU”, agregó Albares, “el diálogo entre (oposición y gobierno) venezolanos, al que hemos dado ya nuestro espaldarazo para que pueda arrancar en México de nuevo y pueda dar frutos de una vez por todas”, desveló además ante la prensa española presente en Fez.

Marruecos ha puesto en África el foco del foro de la Alianza de Civilizaciones. Así lo destacó el propio rey Mohamed VI en un mensaje leído por el consejero real André Azoulay ante los más de un millar de asistentes a la conferencia de la ONU, en representación de un centenar de países y organizaciones internacionales. El monarca alauí presentó a su país como un “actor responsable” en la gestión de las migraciones y un “aliado esencial” en la lucha contra el terrorismo.

El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ante la prensa española, el martes en Fez.
El ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, ante la prensa española, el martes en Fez.
MOHAMED SIALI (EFE)
Racismo y xenofobia
El secretario general de la ONU, advirtió de que “antiguos males, como el antisemitismo, la islamofobia y la persecución de los cristianos, así como la xenofobia y el racismo, están recibiendo nuevos alientos. Su secretario general adjunto para la Alianza de Civilizaciones, Moratinos, enfatizó en su intervención que los actuales conflictos internacionales no son fruto de un “choque de civilizaciones”, sino de “un choque de intereses y de ignorancias”.

El exministro español evocó la creación, hace 17 años, de la Alianza de Civilizaciones como una iniciativa conjunta de los gobiernos de Zapatero y del turco Recep Tayyip Erdogan. Entonces humeaban aún las hogueras de la guerra de Irak y resonaba con fuerza el pánico causado por los atentados terroristas masivos de Nueva York, Madrid o Londres. “El mundo se está dividiendo otra vez en un mundo de desacuerdos y confrontación”, lanzó un aviso a la comunidad internacional el veterano diplomático.

“No podemos consentir una guerra fría que ponga en riesgo la estabilidad nuclear”, remachó la advertencia en una intervención posterior Zapatero, antes de impartir una conferencia en una universidad privada de Fez sobre “cooperación y diálogo”, como “imperativo político”, en el marco de las relaciones hispano-marroquíes.

La declaración de Fez, “Hacia una alianza de Paz: viviendo juntos como una humanidad”, aprobada en el marco de foro de la Alianza de Civilizaciones, aboga por la promoción del diálogo interreligioso y la lucha contra el extremismo violento.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)