Una propuesta y 600.000 vidas en juego: La lucha por la regularización de las personas migrantes llega al Congreso

El movimiento #RegularizacionYa junto a la Coordinadora Obrim Fronteres y el apoyo de 1.500 organizaciones ha conseguido el aval de ocho grupos parlamentarios para que den voz en el Congreso a una Proposición No de Ley (PNL) cuyo objetivo es el de regularizar a 600.000 personas.

Público, DIANA MORENO, JOSEBA TORRONTERAS, ANA ROJAS, 23-09-2020

Desde la llegada de la pandemia y el anuncio del estado de alarma, varios colectivos decidieron que solo había una forma de cumplir con la promesa de no dejar a nadie atrás: la regularización de todas las personas indocumentadas. Una medida que, además de ser beneficiosa en términos sociales y de derechos humanos, inyectaría, según los expertos, 1.500 millones de euros a las arcas públicas cada año. La regularización de personas en situación irregular es una medida que ya se ha tomado en países como Portugal o Italia y se está debatiendo en Francia.

En España, la medida ha entrado este martes, por primera vez desde 2005, en sede parlamentaria. El movimiento por la regularización ha dado un paso decisivo presentando la Proposición No de Ley (PNL) relativa a la regularización de personas migrantes en los ámbitos sanitario, de cuidados y agrario. El texto es una propuesta presentada por el movimiento #RegularizacionYa y la Coordinadora Obrim Fronteres y a la que se adhieren 1.500 organizaciones y ocho de los diez grupos parlamentarios.

Edith Espínola, portavoz del movimiento #RegularizaciónYa, ha explicado en una rueda de prensa cuál es el posicionamiento de las organizaciones: “Nosotras somos personas, tengamos o no papeles; queremos que los diputados digan que somos personas que forman parte de esta sociedad”. Según Edith, que mantiene que la regularización “no es caridad, sino justicia social”, la propuesta tiene la finalidad de otorgar a las personas migrantes derechos para que puedan aportar fuera de la economía sumergida y el desamparo institucional, “y empezar a ser parte de una economía legal”.

“Estar sin papeles es una cárcel invisible, un callejón sin salida.”, cuenta Lamine Sarr, miembro del Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes de Barcelona. “Sabemos que durante la pandemia, mientras los españoles estaban confinados en sus casas, los inmigrantes estaban dando la cara para trabajar; ahora no pueden cobrar el ERTE ni el paro, están excluidos del sistema social”, señaló Larr. Con la regularización, las personas que se encuentran en esta situación podrían, no sólo percibir los subsidios relativos a su actividad, sino también optar a unas condiciones laborales dignas, además de tener acceso a servicios básicos que garanticen el cumplimiento de los derechos humanos.

“La primera vez que la gente ha podido sentir también el miedo que tienen las personas migrantes de salir a la calle es en el confinamiento. Ese miedo que tienen las personas migrantes a encontrarse a las policía y que les pidan los papeles”, ha pronunciado en la concentración que ha tenido lugar la tarde de este martes a las puertas del Congreso Espínola, la portavoz del movimiento #RegularizaciónYa.

Espínola insiste en que aunque los CIEs estén cerrados de forma provisional, la identificación de una persona en estado irregular conlleva la apertura de un expediente con la sucesiva expulsión del país. “Son muchas cosas que van ligadas a este simple papelito que parece una tontería, pero que influye muchísimo a la hora de alquilar, de salir a la calle, de ir al médico… cosas básicas que para cualquier persona son tan sencillas como sacar una tarjeta de metro, para otras, si no tienen un empadronamiento no pueden hacer”, lamentó Espínola.

Según los colectivos redactores de la PNL, el texto no está únicamente orientado al reconocimiento legal efectivo de personas migrantes, sino también, a la mejora generalizada de las condiciones de vida de todas las personas en España: “Con la regularización salimos beneficiados todos y no solo económicamente”, ha aseverado Espínola, “que eso es muy importante cuando un país está asumiendo la crisis económica que está empezando ahora, sino también en un contexto de pandemia, donde todas las personas tendríamos que tener la misma seguridad de que no nos vamos a contagiar”. De acuerdo con Espínola, mediante la regularización, todas las personas podrían “acceder también a servicios sanitarios, conocer si están contagiados y evitar ser propagadores”, disminuyendo así también las probabilidades de transmisión del virus.

Alzamiento de pancartas frente al Congreso durante la sesión plenaria. Foto: Ana Rojas.Alzamiento de pancartas frente al Congreso durante la sesión plenaria. Foto: Ana Rojas.
#RegularizacionYa entra en el Congreso

El diputado Gabriel Rufián ha sido el encargado de poner voz a todos los colectivos firmantes de la PNL que piden una “regularización urgente, permanente y sin condiciones de todas las personas migrantes que residen en el Estado Español”.

El diputado de Esquerra Republicana ha leído palabra por palabra los trece puntos, y ha contado con el apoyo favorable de los partidos firmantes del documento: El grupo confederal de Unidas Podemos, En Comú Podem y Galicia en Común, Esquerra Republicana, Más País, Compromís, EH-Bildu, JxCat y BNG. Los diferentes diputados firmantes han asentido a la portavoz de EH-Bildu Bel Pozueta cuando ha pronunciado que “la regularización debe ser una cuestión de derechos humanos y no de utilitarismo económico”.

Por su parte, el PSOE ha declarado que, a pesar de estar de acuerdo en los contenidos, las formas no son las adecuadas. Después de que la diputada socialista Pilar Cancela recriminara a Rufián que la regularización “no es un tema para utilizar en el regate corto”, ha expresado: “No podemos engañar a la gente y decirles que es posible en este momento porque no es cierto”.

Desde el propio colectivo #RegularizaciónYa, han respondido vía Twitter a la diputada socialista recordándole que la normativa europea no es una excusa para la regularización de migrantes: “Alemania lo ha hecho en 2015 y recientemente Italia y Portugal”, confirman.

Ciudadanos se muestra escéptico a la regularización, añadiendo que “debe regularse sin oportunismo”, además de declarar que “homologar titulaciones es arriesgado”.

Partido Popular y VOX han mostrado su rechazo a la iniciativa. El partido ultraderechista ha señalado que hay que respetar el ordenamiento jurídico (aludiendo a la normativa de la Unión Europea). Los populares, por el contrario, han hablado de que “no hay veracidad en la exposición de la PNL”. Según una diputada del partido de Abascal, “no hay reticencias gubernamentales para la regularización de migrantes”. Además, ha hablado de “invasión”, y ha dicho de los migrantes que vienen del norte de África (solo un 9,2% de toda la migración irregular) son “los amotinados, los que hieren con cal viva”.

El debate ha finalizado con Rufián negándose a considerar las enmiendas planteadas por los distintos grupos a la PNL, afirmando que “somos la voz de las plataformas y ellas nos piden que se respete el texto en su absoluta integridad”.

Extensión de pancartas con el lema #PapelesParaTodos y #RegularizaciónYa frente al Congreso. Foto: Ana Rojas.Extensión de pancartas con el lema #PapelesParaTodos y #RegularizaciónYa frente al Congreso. Foto: Ana Rojas.
De Puertas para afuera

Tras el debate en sede parlamentaria, los miembros de la campaña no se rinden. Dicen que seguirán luchando. “Venden un lema que no es cierto. Dicen que no se pueden dejar atrás a nadie, pero ya son 600.000 personas a las que han dejado”, recalca Edith Espínola tras el anuncio del resultado a las puertas del Congreso. “Mientras Italia, Portugal y, próximamente Francia, están regularizando a todas las personas que tienen en sus países, que España diga que la Unión Europea no les deja hacerlo es mentira”.

Los políticos tienen hasta hoy a las 11 horas para votar de manera telemática. “Queremos saber si estos partidos están realmente por los derechos humanos o solo les mueve lo económico”, ha finalizado Edith.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)