El Ayuntamiento fronterizo niega que su centro de acogida esté desbordado

En la noche del lunes al martes se ocuparon 18 de las 28 plazas con las que cuentan y solo en un par de casos la estancia se prolongó más de un día

Diario Vasco, T. F., 08-08-2018

En el Ayuntamiento de Irun han sorprendido las denuncias realizadas por parte de asociaciones y ONGs que atienden a personas migrantes que llegan a Euskadi, muchos de ellos en tránsito a otros destinos europeos, en las que señalaban que la situación en el centro de acogida de la ciudad fronteriza está desbordada.

Fuentes municipales negaron ayer las argumentaciones realizadas por SOS Racismo, Helduak, Adiskidetuak, Ongi Etorri Errefuxiatuak, Stop Desahucios y Zero Pobrezia y pusieron como ejemplo el dato facilitado por la Cruz Roja y la Policía Municipal de la noche del lunes al martes: fueron ocupadas 18 de las 28 plazas con las que cuenta el centro de acogida irunés. Reconocen que en los últimos días se ha producido un pico de migrantes que han solicitado ese servicio, pero que en ningún caso se ha rebasado el aforo. También son conscientes de que en el futuro sí se podría dar la circunstancia de que hubiera más demanda que oferta, pero mantienen que en la actualidad la situación está controlada.

Como la mayoría de los migrantes que acuden al centro tienen como objetivo atravesar la frontera, se da la circunstancia de que muchos de ellos acuden al centro solo a cenar y cuando anochece intentan acceder a Francia, tanto por Hendaia como por Biriatou.

Una de las demandas de las ONG que ha sido atendida es la de aumentar el número de días que los migrantes pueden pasar en los centros de acogida de Donostia e Irun, pasando de tres a cinco para que puedan asesorarse y reponerse del largo viaje. Los datos con los que cuenta el Ayuntamiento bidasotarra revelan que hasta ayer, en cinco días se había atendido a noventa personas de las que solo un par habían pasado más de una noche. «Lo excepcional es que repitan», señalan.

Desde el consistorio de Irun sí se quiere destacar el papel asumido por los ayuntamientos «que son los que se están movilizando y aportando los recursos necesarios» y reiteran que no hay desbordamiento en el centro.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)