El Líbano en peligro

Diario de Noticias, Jorge Ipiña Pando , 03-12-2017

La guerra fría entre Irán y Arabia Saudí, caliente desde hace ya tiempo en Irak, Siria y Yemen, amenaza con extenderse hacia el Líbano. En este país, España tiene un gran contingente de militares que intermedian entre Israel y el grupo terrorista Hezbola: esta milicia chií se ha convertido en un estado dentro del propio país de los cedros, donde el presidente es cristiano, el primer ministro sunní y el presidente del parlamento chií.

De esta forma se reparten el poder los tres principales credos, pero hay hasta 17 comunidades étnicoreligiosas en el país y, con la llegada masiva de refugiados y el incremento del poder militar de Hezbola, la tan añorada estabilidad corre peligro.

Las presiones saudíes e iraníes acabarán por destruir una vez más la otrora conocida como Suiza del Mediterráneo. Hezbola tiene que desarmarse e, independientemente de si uno es maronita, druso, palestino refugiado, chií del Bekaá o sunita, todos son libaneses y, o se aglutinan bajo la bandera de su país, o la lucha de potencias terceras destruirá su país de nuevo.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)