CAN-FUERTEVENTURA INMIGRACIÓN

La cruz de Lampedusa homenajea en Fuerteventura a inmigrantes muertos en mar

La Vanguardia, EFE, 01-12-2017

La cruz de Lampedusa, hecha con maderas de barcos que han naufragado en el Mediterráneo, ha llegado a Fuerteventura, donde se celebrarán varios actos de concienciación sobre la realidad de los refugiados además de un homenaje a las personas que han muerto en el mar intentando alcanzar las costas.

El arcipreste de Fuerteventura y párroco de Puerto del Rosario, Juan Carlos Medina, y el sacerdote acompañante de Cáritas en la isla, Daniel Díaz, han presentado hoy en rueda de prensa el calendario de actos programados en torno a la llegada a la isla de la Cruz de Lampedusa.

La historia de esta cruz comenzó el 8 de julio de 2013, cuando el papa Francisco hizo su primer viaje fuera de Roma a Lampedusa, donde días antes había naufragado un barco con 349 refugiados.

El 9 de abril de 2014, la Fundación italiana Casa del Espíritu y de las Artes presentó al Papa una cruz hecha con tablas de barcos naufragados frente a Lampedusa.

Desde entonces, la cruz ha recorrido Italia y la Península y ahora llega a Fuerteventura tras su paso por Burgos, después de estar en tierras majoreras viajará a Lanzarote y Gran Canaria.

El sacerdote Juan Carlos Medina ha mostrado su alegría por poder tener en la isla la cruz y ha comentado a los periodistas que este elemento religioso es “símbolo de los pobres, refugiados y enfermos, en definitiva del dolor y como este no debe quedar en el olvido”.

Por su parte, el responsable de Cáritas en la isla, Daniel Díaz, ha comentado que la cruz en la isla servirá para “sensibilizar a la gente de Fuerteventura” sobre la realidad de las personas refugiadas.

La Iglesia en Fuerteventura ha programado una serie de eventos estos días en distintas parroquias además de un acto, organizado por Manos unidas, en el Auditorio de Puerto del Rosario, el martes 5 de diciembre, con jóvenes a los que, a través de vídeos, se les acercará a la realidad de las personas que huyen de sus países.

Ese mismo día, la cruz se desplazará hasta la playa de Gran Tarajal, donde se realizará un gesto simbólico en homenaje a los inmigrantes y refugiados, especialmente a los que pierden su vida en el mar.

Juan Carlos Medina también ha comentado la llegada los próximos días de hostias consagradas por el Papa Francisco a las parroquias de Fuerteventura y realizadas por cinco presos de una cárcel italiana como símbolo “del acercamiento del Papa a las cárceles”.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)