Verdes europeos urgen a CE a analizar código conducta italiano para rescates

El Periodico, , 10-08-2017

Los Verdes europeos urgieron hoy a la Comisión Europea a analizar el código de conducta para rescates en el Mediterráneo impuesto a las ONG por el Gobierno italiano y que rechazan, entre otros, Médicos Sin Fronteras.

Según los Verdes, el código, que la Unión Europea avaló a su juicio “apresuradamente”, contraviene las normas internacionales en operaciones de salvamento.

El código prohíbe a las organizaciones humanitarias acceder a aguas territoriales de Libia, hacerse detectar por radar o emitir señales lumínicas que delaten su posición a los traficantes de migrantes en tierra.
PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

También obliga a las organizaciones no gubernamentales a informar sobre sus fuentes de financiación, demostrar su formación en rescates, permitir el acceso temporal a las naves de un oficial armado y a no traspasar a los inmigrantes rescatados a otras naves, sino trasladarlos a tierra firme.

Médicos Sin Fronteras, Sea Watch o SOS Mediterranee no han firmado el código, mientras que sí lo hicieron Save The Children o la ONG española Proactiva Open Arms.

“Los Verdes europeos consideramos que el Código de Conducta contradice, en múltiples aspectos, la regulación actual internacional de operaciones en el mar y entorpece la labor de salvar vidas, particularmente por puntos como la prohibición de transferir a inmigrantes de un barco a otro”, señalaron en un comunicado.

Es habitual que las oenegés que operan en el Mediterráneo con pequeñas embarcaciones transfieran a los migrantes rescatados a otras de mayor tamaño para su traslado a las costas de Italia, lo que requiere días de travesía.

“Además, el código también infringe practicas de reconocidas ONG que se basan en la norma de no llevar armas en sus botes”, añadieron.

Recordaron que Libia “no es lugar seguro para devolver a los inmigrantes” y en ese sentido mostraron su profunda desazón por la devolución de “casi 1.000” personas a ese país en los últimos días.

Por otro lado, demandaron a la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo que también intervenga y fiscalice los acontecimientos en el Mediterráneo este verano.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)