José Segura apuesta por los convenios y la diplomacia con los países africanos

El director general de Casa África presenta en el Parlamento un balance de las actividades que hace la institución con sede en Gran Canaria

Canarias 7, , 16-09-2020

El director general de Casa África, José Segura, abogó ayer en comisión parlamentaria por firmar convenios con los países africanos emisores de personas emigrantes y por la diplomacia para abordar la situación porque sino «no hay nada que rascar».

José Segura, que compareció para informar de la actividad de Casa África en 2019, dijo que lo hecho «no deja de ser un auténtico milagro» que realizaron las 19 personas que forman parte de la entidad, que se creó en 2006 con 40 trabajadores.

Entre las 332 actividades realizadas el pasado año José Segura destacó que por primera vez se tocó la cuestión migratoria porque antes había una instrucción para que no se hablara, y señaló que cuando dejó de ser delegado del Gobierno de España en Canarias consideró que había que dejar constancia de lo hecho.

Por ello publicó un libro en el que se reproduce el «magnífico entente» que en 2006 había entre la Delegación del Gobierno de España en Canarias y el Gobierno regional, presidido por Adán Martín, de forma que «no escondíamos información» y, entre otras cuestiones, se creó Frontex.

Es cierto que Frontex se ubicó en Varsovia pero se estableció un amplio operativo que permitió salvar muchas vidas en los cuatro años en los que a las islas llegaron más de 70.000 personas, declaró José Segura, quien recordó que en aquel tiempo también se crearon algunos servicios de la Guardia Civil.

José Segura manifestó que en ese libro se recoge los convenios firmados con 16 países africanos, pero aclaró que esos documentos «hay que alimentarlos» y a la vez usar la diplomacia.

Aseguró que no logra entender que en diez años se hayan cerrado los centros de acogida, ni tampoco comprende bien lo que ocurre, mientras que entiende el desasosiego de los actuales responsables de la Delegación del Gobierno de España en Canarias.

También se refirió al «inmenso reto» que tiene Canarias con el cambio climático y el suministro de combustibles a buques, ya que a a partir de 2025 solo se utilizará gas natural licuado y los puertos canarios no están preparados para ello, con lo que dejarán de atraer tráfico marítimo y con ello habrá menos actividad comercial.

El diputado del grupo Mixto, Ricardo Fernández de la Puente, de Ciudadanos, destacó la labor realizada por Casa África y en particular del pasado año subrayó que se realizaron 332 actividades, y preguntó por el grado de cumplimiento del plan estratégico de la institución.

Al igual que el diputado de Ciudadanos, Jesús Ramos, de Agrupación Socialista Gomera (ASG) Jesús Ramos elogió que las actividades de Casa África durante el pasado fueron seguidas en línea por casi 1.800.000 personas, y preguntó por las necesidades para contactar telemáticamente con los países africanos.

El diputado del grupo Popular Juan Manuel García Casañas coincidió con José Segura en que el Parlamento canario debe implicarse en Casa África y mostró interés porque se propicien sinergias entre las empresas de las islas y del continente africano.

Juan Manuel García Casañas preguntó si Casa África tiene alguna estrategia en materia de inmigración y si está previsto pedir más aportación económica.

El diputado del grupo Nacionalista (CC-PNC-AHI) Juan Manuel García Ramos recordó que Casa África se creó cuando José Segura era delegado del Gobierno de España en Canarias y elogió su labor en materia de inmigración para que los problemas se resuelvan en origen.

Además, Juan Manuel García Ramos criticó que en Casa África reclamó que las actividades de la entidad no sean solo en su sede, y criticó que no se habla del conflicto saharaui, para insistir en que es preciso hablar con los países africanos de los problemas que afectan a ambos.

millón de euros es la aportación que hace al año ahora el Gobierno canario a Casa África, frente a 3 millones en 2006. La del Ejecutivo canario ha pasado de 1,5 millones a 600.000 euros.

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)