Una antigua base de la Copa América acogerá a los migrantes del Aquarius en València

La Vanguardia, Raquel Andrés Durà, , 12-06-2018

El edificio que acogía al equipo Alinghi en la Copa América de València tendrá ahora un uso muy distinto (y humanitario) para el que se ideó: acogerá a los 629 inmigrantes que han navegado a la deriva en el buque ‘Aquarius’ tras el rechazo frontal del gobierno italiano y de su ministro de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini . En total es un espacio de 1.700 metros cuadrados ubicados en La Marina.

Dicha instalación fue la más cara de las que se establecieron en la competición de vela que se celebró entre 2007 y 2010 y Alinghi fue el equipo que ganó la primera edición. Una década después, se contraponen el lujo de antaño a la voluntad de dar una respuesta rápida a un drama humanitario en el mar Mediterráneo, tanto por parte del recién estrenado Ejecutivo español como por parte de la Generalitat Valenciana y del Ayuntamiento de València.

Tras la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que España acogiera a estas personas y se acordara que desembarcarían en el puerto de València, las autoridades han decidido habilitar este espacio para su primera acogida, según ha informado en rueda de prensa la vicepresidenta valenciana Mónica Oltra.

El Gobierno valenciano y el estatal están trabajando conjuntamente para dar una respuesta rápida y se conocerán más detalles “en las próximas horas” de las siguientes fases de atención. De momento, se conoce que 70 profesionales de la Cruz Roja les atenderán y comprobarán su estado de salud, junto a un número todavía no definido de las administraciones públicas. La institución humanitaria es la encargada del dispositivo de primera atención, que esperan que se realice “en el mínimo tiempo posible”.

Se espera la llegada de los tres navíos en los que han sido reubicados los migrantes en unos tres o cuatro días. Si atraca de madrugada, los pasajeros – que llevan días en alta mar en condiciones muy precarias – dormirán en el edificio Alinghi espacio; si llegaran por la mañana o por la tarde, se les reubicaría en otro espacio donde estuvieran más cómodos y en una situación más digna. Sobre la situación legal de las personas que lleguen en los barcos, se les garantizará su “estatus de acogida”. Oltra ha subrayado que la situación “reúne las condiciones de emergencia y excepcionalidad”.

Se velará por identificar casos de agresiones sexuales o de trata que puedan haber ocurrido en el barco

Para la vicepresidenta valenciana, la prioridad ahora es reforzar los servicios sanitarios para atender a las siete mujeres embarazadas que hay en el barco – y cuyo estado de gestación desconocen – , así como a las heridos por las quemaduras por exposición continuada al sol y a los menores. Se destinarán también psicólogos especializados para tratar a personas que “vienen de pasar un calvario” sin saber “de cuántos meses”, así como servicios personalizados para posibles casos de personas con discapacidad.

La Generalitat Valenciana velará igualmente por identificar posibles casos de agresiones sexuales o de trata que pueda haber en la embarcación, y en tal caso, trasladaría a las víctimas al servicio ‘Centro Mujer 24 horas’. Se destinarán efectivos para habilitar un mayor número de juzgados de guardia y se garantizarán intérpretes únicos para cada persona, de manera que no tengan que explicar su situación a varios funcionarios.

Oltra, a Hernando: “Los navíos van a atracar en el puerto donde sus compañeros atracaban a los valencianos”

Oltra ha agradecido al Gobierno central “su colaboración” y ha denunciado que “el Mediterráneo no puede ser una fosa común”, ya que históricamente “ha sido un puente de contactos, de vivencias, de relaciones”. Sobre las declaraciones del portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, de que la acogida tiene fines “propagandísticos”, la vicepresidenta valenciana ha aseverado: “Prefiero apuntarme el tanto de cumplir con el derecho internacional que el de saquear las arcas públicas. Los navíos van a atracar en el puerto donde los compañeros de Hernando atracaban a los valencianos”.

“Cuando una persona se tira al mar con sus hijos es porque es más seguro que quedarse en su tierra. Me da igual qué color de piel tengan o qué idioma hablen. Acoger a personas que están muriendo en el mar es una obligación humana”, ha recalcado.

El alcalde de València, Joan Ribó, también ha participado en la reunión de este martes para acordar el primer operativo de acogida. Ha recordado que las fronteras “no las controla ni el Ayuntamiento ni la Generalitat”, sino el Gobierno central, al que ha aplaudido que “esta vez haya habido una rápida respuesta”. Ha insistido en que la capital valenciana es una ciudad “abierta y hospitalaria” y ha recordado que los españoles ya tuvieron que buscar asilo tras la Guerra Civil y que “no puede volver” a repetirse una imagen como la del niño Aylán. “No estamos de acuerdo con las políticas de estados europeos que quebrantan leyes fundamentales”, ha recalcado, en referencia a Italia.

Acoger a personas que están muriendo en el mar es una obligación humana”

Texto en la fuente original
(Puede haber caducado)